Última publicación de nuestra revista 13 de Marzo 2018

Terrorismo en New York
1 noviembre, 2017

NUEVA YORK – Un atentado terrorista, aparentemente de inspiración islámica, causó el martes ocho muertos y más de una decena de heridos por un atropello múltiple en Manhattan perpetrado por un sujeto el cual fue herido y detenido por la policia.

Medios locales lo identificaron como Sayfullo Saipov de 29 años, inmigrante de Uzbekistán que había llegado a Estados Unidos hace siete años.

De acuerdo con los informes oficiales, el sujeto, conducía una camioneta, irrumpió en un carril para bicicletas en el suroeste de Manhattan y arrolló a la mayoría de las personas a lo largo de unas quince cuadras.

El vehículo terminó chocando contra un autobús escolar y el sujeto salió de la camioneta empuñando una pistola de perdigones y otra de paintball, antes de que recibiera uno o varios disparos en el abdomen y quedara detenido.

Según medios locales, testigos de los hechos oyeron cómo el atacante gritaba “Allahu Akbar” (Alá es grande). La policía sólo confirmó que el sujeto, al salir del vehículo, lanzó gritos que eran “consistentes con la calificación de acto terrorista”.

Según el diario The New York Times, los investigadores han encontrado dos notas manuscritas en árabe cerca del vehículo que utilizó Saipov en las que se apunta su fidelidad al grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

Las imágenes grabadas en teléfonos móviles y reproducidas por la televisión mostraron al sujeto, con una larga barba, caminando por la calle y portando las dos pistolas.

El atentado se registró hacia las 3:05 p.m. hora local y la zona quedó completamente acordonada por fuerzas policiales, vehículos oficiales y ambulancias.

“Este es un vecindario tranquilo, es muy raro que eso ocurra”, dijo Jailine Maldonado, una estudiante de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY).

Bicicletas en el pavimento, heridos y cuerpos cubiertos con sábanas era la escena poco después del atentado, que llenó de asombro y terror a transeúntes, estudiantes y residentes de esa zona.

Decenas de periodistas y de curiosos que captaban en sus móviles la escena abarrotaron la esquina de las calles Chambers y Greenwich del bajo Manhattan, mientras algunos testigos contaban de lo ocurrido, como Chris Vélez.

Vélez dijo que caminaba hacia el colegio cuando escuchó tres disparos. “Continué hacia la escuela y fui a la biblioteca desde donde vi en la calle dos cuerpos, uno separado del otro y varias bicicletas”, dijo el joven de 24 años.

“Había mucha policía y escuché los helicópteros”, agregó.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, calificó el ataque como “un cobarde acto de terrorismo” que costó la vida de “ocho inocentes” que se encontraba en el lugar, cerca de la orilla del río Hudson.

Seis de las víctimas, todas ellas varones, perecieron en el lugar de los hechos y las otras dos personas murieron mientras eran transportadas a un hospital.

No se ha facilitado una cifra exacta de heridos, pero las autoridades señalaron que entre ellos hay once personas que sufrieron lesiones graves, aunque no está en riesgo su vida, y señalaron que posiblemente haya más personas lesionadas.