La apacible comunidad de Beach City, en el sureste del área metropolitana de Houston, despertó con una noticia que sacudió a los vecinos: los esposos Chester Bienek y Sandra Bienek fueron encontrados muertos a balazos la noche del martes en su casa.

El nieto de la pareja, un chico autista de 14 años, está en custodia de los alguaciles de la División de Homicidios del condado de Chambers, en donde se encuentra la ciudad, ya que fue formalmente acusado de doble homicidio en la mañana de este miércoles.

Los investigadores hasta ahora saben que la casa ubicada en la calle Cedar Gullet Road, donde vivían los Bienek, no fue forzada ni nadie robó nada de su interior, detallan las autoridades. La pareja estaba muerta de un balazo cada uno y tendidos en su cama.

Debido a que es menor de edad, las autoridades no revelarán su nombre. Al momento de escribir esta historia el chico seguía en custodia de las autoridades, recibiendo los cargos formalmente como presunto responsable de la muerte de sus abuelos.

Chester y Sandra Bienek estaban retirados de la vida activa y vivían en esa comunidad costera desde el año 1999. Según los registros públicos del condado de Chambers, la pareja era dueña de la turística tienda de regalos Sandra’s Gift Shop.

Las autoridades hicieron el hallazgo de los dos cuerpos de manera totalmente circunstancial pues, presuntamente, el chico no asistió a la escuela el martes 18 y cuando los directores de la Middle School South, en donde estudiaba el octavo grado, llamaron a su casa para saber por qué no había ido a clases, simplemente les dijo que había gente herida en su casa.

Fue entonces cuando los profesores pidieron la presencia de los alguaciles en la casa del joven.

Greg Poole, el superintendente del Barbers Hill Independent School District, en donde se encuentra Beach City, envió un comunicado a los padres de familia de ese distrito escolar diciéndoles que “los abuelos de un estudiante… fueron asesinados en un doble homicidio en su casa”.

Poole explicó que la escuela Middle School South proveerá asesoría a los chicos que lo necesiten. Sin embargo, el funcionario detalló que “lo mejor que los padres y abuelos de los niños pueden hacer en este momento es abrazarlos y decirles que los aman”.