El soldado hispano Luis Diaz, de 20 años, se debate entre la vida y la muerte luego de que una persona le disparó en la noche del domingo 16 de octubre en el suroeste de Houston. Los investigadores del Houston Police Department (HPD, por sus siglas en inglés) creen que el tiroteo fue el resultado de un altercado de tráfico. Al momento de escribir esta historia Diaz seguía internado en el Memorial Hermann Hospital en condición crítica.

Según el reporte del HPD, a las 11 de la noche del 16 de octubre, un carro compacto blanco de cuatro puertas, tal vez de la marca Scion, se emparejó al Dodge Charger de color oscuro que manejaba Diaz en el 13700 South Post Oak Road, casi esquina con Orem Street, en el multicultural barrio conocido como Central Southwest, del área metropolitana.

Desde el carro blanco dispararon súbitamente sobre Diaz y su acompañante, otro varón quien no resultó herido. Los testigos aseguraron al HPD que el carro blanco momentos antes viajaba de manera errática por la avenida y por eso las autoridades creen que poco antes de los disparos pudo haber una confrontación entre los dos conductores.

Luego de que recibió los disparos, el joven soldado perdió el control de su vehículo y se impactó contra otro auto que iba en el camino.

Cuando las autoridades llegaron, pidieron que Diaz fuera transportado de emergencia al Memorial Hermann Hospital debido a la gravedad de sus lesiones. Uno de los de los tiros se le incrustó en la cabeza.

Diaz está registrado como soldado en activo del Ejército de Estados Unidos, sin embargo, al momento del incidente, estaba en ausencia de su responsabilidad con permiso de sus superiores durante dos semanas para que visitara a su familia en la ciudad espacial.

La División de Homicidios del HPD, de manera conjunta con la organización Crime Stoppers, pide a la comunidad hispana que si alguien tiene detalles de la identidad de los presuntos responsables de haber disparado sobre Diaz, se comunique al 713.308.3600 o al 713.222.TIPS.