En Tacos Tierra Caliente, un camión cocina estacionado en un área de Houston donde se habla inglés y español casi por partes iguales, los tacos de pollo, barbacoa y lengua están a $1.50.

Pero enseguida de un pizarrón que anuncia el menú y un letrero que dice “cash only”, un cartel en rojo, blanco y azul exhorta: “Registrarse y Votar”.

A la mano hay también una pila de hojas de registro de electores en ambos idiomas y un bolígrafo para todo aquel que quiera llenar una mientras engulle sus tacos.

Esta campaña de registro de electores en los camiones de venta de tacos en la cuarta ciudad más grande del país, además de otra denominada “Guac the Vote” por la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos, empezó pocas semanas después de que un partidario del candidato republicano a la presidencia Donald Trump comentó que el país sería absorbido por la cultura mexicana si no reforzaba sus fronteras.

“Habrá puestos de tacos en cada esquina”, declaró Marco Gutiérrez, fundador de Latinos for Trump, ante MSNBC el 1 de septiembre.

Con la intención de burlarse de esos comentarios y sacarles provecho, Thomas Hull, un diseñador de Houston, ideó la campaña de registro de electores en las taquerías sobre ruedas en alianza con Mi Familia Vota, una organización ajena a los partidos políticos que se especializa en difusión civil hispana.

Ahora ocho camiones restaurante están registrando electores en Houston.

“Para algunos fue un comentario ofensivo”, dijo Hull refiriéndose a la advertencia de Gutiérrez. “Al mismo tiempo, a nosotros que vivimos aquí en Texas nos parece gracioso porque hay camiones de tacos en cada esquina y nos encantan”.

Gutiérrez no respondió a mensajes telefónicos en busca de sus comentarios.

Mientras esperaba su orden de tacos al pastor en otro camión participante, El Último Taco, en el sector oeste de Houston, Ippolito Garbino tomó una hoja de registro.

Después, mientras remojaba sus tacos con salsa verde, Garbino explicó en español que aunque él no es ciudadano, quería llevarle los papeles a su esposa, quien sí cumple los requisitos para votar.

Los camiones de tacos empezaron a registrar a sus clientes el martes y continuarán haciéndolo hasta que termine el periodo de registro en Texas el 11 de octubre.

Houston no está solo. El Partido Demócrata de Arizona se coordinó con 150 camiones de tacos en todo el estado.

La directora ejecutiva Sheila Healy dijo el viernes que ha sido un método efectivo para llegar a los hispanos y no hispanos que pueden votar porque “a todos les gustan los tacos”.