La ciudad de Houston decretó alerta máxima ante la amenaza de un posible brote del virus de zika en Estados Unidos.

Por eso, el alcalde Sylvester Turner pidió al gobierno federal ayuda financiera para la ciudad para así enfrentar un posible brote.

“Ya hay 14 casos confirmados en Florida que se han se han transmitido localmente. Creo que es solo cuestión de tiempo antes de que Texas se encuentre en una situación similar. Las ciudades son la primera línea de defensa en esa batalla (contra el zika) y creo que se podría utilizar un poco de ayuda financiera aquí de los gobiernos estatal y federal. No tiene sentido esperar a que haya un brote aquí”, esgrimió Turner como argumento para pedir la ayuda federal con la que espera afrontar el riesgo de un brote de zika en Houston.

En febrero de este año, según los registros públicos de Houston consultados porMundoHispánico, el Departamento de Manejo de Residuos Sólidos de la ciudad emprendió una estrategia cada fin de semana para remover residuos en vertederos ilegales de basura que puedan servir como potenciales criaderos de mosquitos en la inclemente temporada de calor que azota a Houston.

Hasta ahora se han removido mas de 3,000 toneladas de escombros y 29,130 llantas usadas. El esfuerzo le ha costado más de 3 millones de dólares a la ciudad.

Según una fuente de la ciudad de Houston, que habló a condición de mantener el anonimato, con mayor financiamiento federal o estatal la ciudad podría adquirir nuevos equipos para aumentar la frecuencia de recolección de residuos más allá de los fines de semana. Ademas, esperan con ese dinero desarrollar y distribuir materiales de educación para la población en general sobre una forma adecuada para el uso de desechos. También la ciudad planea abrir más centros de recolección.

El Departamento de Salud de Houston recibió más de un millón de dólares de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades para utilizarlos en acciones de vigilancia y prevención del zika.

En Texas hay un total hasta ahora 80 casos de zika. De esos, 12 han sido reportados concretamente en la ciudad de Houston desde el principio del año, cuando se dieron los primeros brotes en Latinoamérica. De todos los casos, 11 están relacionados con viajes que hiceron los portadores del virus a algún país latinoamericano y uno es de un chico, el primero, nacido con microcefalia hace un mes luego de que su madre embarazada viajó a Colombia.