Al parecer la racha de malas noticias para Donald Trump esta semana le está cobrando factura.

Este viernes una encuesta de la agencia de noticias Reuters mostró que el multimillonario tiene una desventaja frente a su potencial rival en la carrera presidencial, Hillary Clinton, de 13.3% entre los votantes estadounidenses.

El sondeo, realizado entre el 20 al 24 de junio, mostró que el 46.6% del electorado nacional respalda a Clinton, mientras que el 33.3% apoya a Trump. Otro 20.1% dijo que no apoyaría a ninguno de los candidatos.

Este es hasta ahora el dominio más alto que ha alcanzado la ex secretaria de Estado sobre Trump en una encuesta nacional, desde que se convirtió en la virtual nominada demócrata, y evidencia un desencadenamiento de hechos desastrosos para el magnate.

El lunes Trump despidió a su director de campaña Corey Lewandowski, en lo que fue un movimiento abrupto que creó suspicacias ante el ojo público. El martes, un reporte de la Comisión Federal de Elecciones evidenció que la campaña del multimillonario es una de las más pobres de la historia reciente, con apenas 1.3 millones de dólares en fondos, frente a los 42 millones que acumula Clinton.

Trump había disfrutado de un breve impulso en las encuestas nacionales tras el tiroteo masivo en Orlando, Florida el 12 de junio, cuando insistió en prohibir la entrada de los musulmanes al país. Clinton, que entonces superaba al magnate con dobles dígitos, disminuyó su ventaja sobre Trump a un 9% de apoyo entre el electorado durante los días posteriores a la masacre.

Sin embargo, el ascenso del magnate fue solo temporal si se compara con el respaldo prolongado que recibió después de los ataques terroristas en San Bernardino, California, que entonces le dieron el dominio sobre sus oponentes republicanos.

La encuesta de Reuters solo capturó algunas de las reacciones de los votantes ante la decisión de Gran Bretaña de salir de la Unión Europea, tras el referendo del jueves. Para algunos expertos la resolución sugiere que la retórica incendiaria de Trump ha generado una ola de anti-globalización que ha tocado a otros países de Occidente.

El promedio del portal Real Clear Politics muestra que Clinton tiene una ventaja sobre Trump de 45.3% de apoyo nacional a 39.4%.