Biden realizó sus comentarios sobre la contienda presidencial de 2016 en una entrevista con NBC News. El funcionario añadió que con frecuencia se le pregunta cómo Trump es capaz de convencer a los estadounidenses. Indicó que toma muy en serio las probabilidades del multimillonario dado que éste apela al miedo en su campaña.

Biden señaló que alguna vez soñó con que su hijo fallecido, Beau Biden, se convertiría en presidente. Dijo que la muerte de su hijo, ex secretario de Justicia de Delaware, fue una “oportunidad perdida para el país”.

Donald Trump dijo no sentirse preocupado de perder el apoyo de sus partidarios católicos luego que el papa Francisco insinuó que el magnate no es cristiano porque deseaconstruir un muro entre Estados Unidos y México.

El empresario multimillonario dijo a los reporteros en South Carolina que cree que los comentarios de Francisco son “desafortunados”. Agregó que el plan de levantar un muro es meramente “sobre comercio, se trata de México aprovechándose de Estados Unidos. Ellos se han aprovechado de nosotros. Nosotros vamos a tener un déficit comercial de 58.000 millones de dólares este año con México”.

Después cuando se dio a conocer lo que verdaderamente había dicho el Papa, Trump dijo que el sumo pontífice es ‘maravilloso’ y no tiene problemas con él.

La Casa Blanca no va a inmiscuirse en la disputa de Donald Trump con el papa Francisco.

El portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest dijo que le daría a Trump “la cortesía que él no ha extendido al presidente” y no “cuestionaré el tipo de conversaciones privadas, personales, que él tiene con su dios”.

Sus comentarios se producen luego que el papa Francisco dijese en viaje a Roma el jueves que cualquiera que quiera construir un muro entre Estados Unidos y México no es cristiano.

Trump ha hecho de su propuesta de construir un muro fronterizo un punto clave de su campaña para la nominación presidencial republicana.

Jeb Bush dice que no cuestiona la fe cristiana de Donald Trump ni la de nadie más, porque “honestamente creo que eso es un asunto entre uno mismo y el Creador”.

Sin embargo, objeta que alguien califique de “no cristiano” al argumento de que hay que construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México.

Dijo Bush a partidarios en Columbia: “Estoy a favor de muros y cercas cuando es apropiado”, junto con otras maneras de asegurar la frontera, como el uso de aeronaves con cámaras.

En cuanto a la injerencia del papa Francisco en la campaña electoral estadounidense, Bush reiteró lo que dijo en junio cuando el pontífice se pronunció sobre el cambio climático:

“Como católico, no tengo problema en aceptar los consejos del papa, pero no para políticas económicas ni para políticas ambientales”.

Varios partidarios hispanos de Hillary Clinton están cuestionando las posiciones de Bernie Sanders a favor de los inmigrantes, afirmando que el senador por Vermont votó en contra de importantes iniciativas sobre inmigración.

“Bernie, ¿dónde has estado?”, declaró Dolores Huerta, una célebre activista por los derechos civiles. Denunció que Sanders hizo al movimiento perder toda una década al negarse a apoyar una iniciativa en el 2007 que hubiera modificado las leyes de inmigración de Estados Unidos.

Sanders explicó, como ya ha apuntado en ocasiones anteriores, que se opuso a la propuesta de reforma planteada en 2007 porque, entre otras cosas, “dejaba abierta la posibilidad a que se explotase a los trabajadores inmigrantes” y recordó que varias organizaciones latinas también se opusieron. Lo que concluyó que Clinton, entonces, votó a favor de ese tipo de explotación.

El senador por Vermont sí votó a favor de la reforma planteada por un grupo bipartidista de ocho senadores en 2013, cuando Clinton ya no estaba en el Senado, “porque era mucho mejor” y solucionaba parte de los problemas del anterior proyecto de ley.