El comité anfitrión del Super Bowl LI en Houston develó el jueves un reloj que arrancó la cuenta regresiva en el NRG Stadium para la próxima gran final de la NFL, prevista para el 5 de febrero de 2017.

Sylvester Turner, alcalde de la ciudad de Houston, Ed Emmett, juez del condado de Harris, Bob McNair, dueño de los Houston Texans, Ric Campo, presidente de la junta del comité anfitrión, y Sallie Sargent, presidenta y directora general del mismo, estuvieron en la ceremonia.

“La luz que irradia un evento como el Super Bowl puede brillar sobre nuestra comunidad, tanto en lo económico como también en otros aspectos”, dijo Campo durante la ceremonia, al aire libre y bajo un sol radiante.

El Super Bowl Ll será el tercer Super Bowl en llevarse a cabo en Houston, y el segundo que se jugará en el NRG Stadium. Miami derrotó a Minnesota en el Super Bowl Vlll que se jugó en Rice Stadium en 1974, y New England derrotó a Carolina en el Super Bowl XXXVlll en 2004.

El reloj, que es el primero de cuatro que estarán en diferentes puntos de la ciudad, también muestra mensajes sobre los preparativos para el evento e información para que los aficionados puedan involucrarse y ser parte de las celebraciones.

Los otros relojes serán ubicados en los aeropuertos Bush Intercontinental y Hobby, y en el parque de Discovery Green, en el área del Downtown, durante la primavera.

El Comité Anfitrión, corporación privada sin fines de lucro y responsable de las festividades y logística del Super Bowl LI. es una entidad centralizada de planificación para el evento y funciona como enlace entre la NFL, la ciudad de Houston, el condado de Harris y la comunidad local.

En la mañana siguiente a la victoria de Denver Broncos el domingo sobre Carolina Panthers por 2410 en la gran final de la NFL, el comité de Houston se presentó en California, donde mostró un video con los astronautas Scott J. Kelly, comandante de la Estación Espacial Internacional, y su compañero Tim Kopra para lanzar sus actividades.

El Super Bowl le pasó la posta a Houston en una forma sin precedentes cuando los astronautas Scott J. Kelly y Tim Kopra participaron de una ceremonia desde la Estación Espacial Internacional.

En la mañana siguiente a la victoria de Denver Broncos sobre Carolina Panthers por 2410 en la gran final de la NFL, el Comité Organizador del Super Bowl Houston 2017 mostró un video de Kelly, comandante de la estación espacial, y Kopra.

Como una manera de demostrar que el Super Bowl LI, previsto para el 6 de febrero de 2017 en el estadio NRG, será una experiencia extraordinaria, los astronautas agradecieron a San Francisco por su exitosa puesta en escena de la edición 50 y al mismo tiempo le dieron la bienvenida a Houston LI.

Con la gravedad cero, Kelly y Kopra mostraron lo fácil que es lanzar una pelota y atraparla.

“Es una manera asombrosa de iniciar los preparativos del Super Bowl 51 con los astronautas desde el espacio”, dijo el presidente del comité organizador, Ric Campo, sobre el video. “¿No es algo increíble?”

“El comité organizador de San Francisco nos entregó una experiencia increíble. Tenemos un gran ejemplo a seguir y organizar el Super Bowl LI es una oportunidad increíble para nosotros”, agregó. “Houston está a tiempo, pero también nosotros sabemos del esfuerzo que se requiere del trabajo en equipo para ofrecer una experiencia de primera clase en un Super Bowl”.

Antes de pasarle la antorcha a Houston, dignatarios del área de la bahía de San Francisco alabaron a las ciudades de Santa Clara, San José y Oakland por ayudar a que la edición 50 fuera un gran éxito.

El contingente de Houston, dirigido por el alcalde Sylvester Turner, Campo, el CEO y presidente del Comité Organizador Sallie Sargent y el concejal Dwight Boykins, reconoció estar a tiempo y bien preparado para el Super Bowl LI.

“Desde que nos otorgaron la sede, hemos estado a todo vapor”, dijo Sargent. “Cuando volvamos a Houston, vamos a hacer una sesión informativa rápida. Tuvimos más de 50 personas que viajaron desde Houston para tomar nota de lo que hemos observado aquí”.

“Tenemos que echar un vistazo a nuestros propios planes y ver lo que podemos hacer para mejorarlos al máximor”, agregó.

“También haremos una sesión informativa con la NFL y San Francisco para asegurarnos de que estamos completamente listos”.