WASHINGTON. Figuras de peso de Hollywood, como George Clooney, han denunciado la omisión de actores latinos y demás minorías en las principales categorías de los premios Oscar el mes próximo, y ahora un líder demócrata del Congreso se sumó al llamado de un boicot de la ceremonia.

La lista de nominados para los premios Oscar el próximo 28 de febrero, anunciada la semana pasada, no tiene a ningún actor latino, afroamericano o asiático en las principales categorías, y esa falta de diversidad es blanco de ataques de quienes abogan por el avance de las minorías.

El líder demócrata por Illinois, el afroamericano Danny Davis, se convirtió en el primer miembro del Congreso en apoyar un boicot contra la 88 ceremonia de los premios, como rechazo a la ausencia de minorías en las cuatro principales categorías.

“Yo apoyo el boicot”, dijo Davis en declaraciones al diario “The Hill”, al destacar la ausencia de actores afroamericanos por segundo año consecutivo.

Consultado por este diario, el Caucus Hispano del Congreso (CHC) no respondió a una solicitud de comentario sobre el asunto.

IM_20150223_ENTRETENIMIENTO02_150229823

El poder de los latinos en las salas de cine. Sin embargo, Félix Sánchez, cofundador y presidente de la Fundación Nacional Hispana para las Artes, dijo a este diario que a los organizadores les “debería dar vergüenza” la omisión de latinos en papeles principales, tomando en cuenta que sobran los buenos actores y que la comunidad latina ayuda a engrosar las arcas de Hollywood.

“Los latinos cuando van al cine no esperan verse representados en las películas, pero dado nuestro poder adquisitvo, los ejecutivos (de Hollywood) no deben dar por sentado nuestro apoyo… nuestro deber es exigir una mayor representación“, dijo Sánchez.

La comunidad latina representa el 17% de la población y tiene un poder adquisitivo de $1,5 billones – los latinos conforman el núcleo del mundo del entretenimiento, según Sánchez, y ese creciente poder debe verse reflejado en las películas.

Sánchez consideró que la industria de Hollywood puede tomar una serie de pasos para corregir la falta de diversidad en sus filas, y “nivelar la cancha” para los hispanos.

Entre esas medidas, los estudios y agencias de talentos deben incluir a más actores latinos, y la Academia debe reclutar a nuevos miembros de entre las minorías.

Sánchez señaló que en toda la historia de la entrega de los premios Oscar, sólo un puñado de actores latinos han logrado alzarse con el galardón, entre éstos Anthony Quinn, Rita Moreno, Mercedes Ruehl, Néstor Almendros, Gustavo Santaolalla, Penélope Cruz, Benicio del Toro, Alejandro González Iñárritu y Emmanuel Lubezki.

Para la edición de 2016, Iñárritu y Lubezki han sido nominados en las categorías de mejor director y cinematógrafo, respectivamente, por la película “The Revenant”.

Sánchez consideró que, al menos entre los latinos, un llamado a un boicot sería contraproducente porque los actores hispanos ya afrontan muchas trabas para conseguir empleo y construir una carrera en Hollywood.

“Ellos luchan por papeles en las películas y eso los pone en una situación en la que no pueden boicotear a quien eventualmente les puede dar empleo… es como estar contra la espada y la pared en esta industria, así es que no creemos que un boicot sea una buena idea”, explicó Sánchez.

Un boicot como respuesta

En días recientes, varias celebridades del mundo de entretenimiento, incluyendo a Will Smith y su esposa, Jada Pinkett, Spike Lee y Michael Moore han dicho que no asistirán a la ceremonia de premios, cuyo anfitrión este año será el actor y comediante Chris Rock.

Smith dijo a la cadena “ABC” el jueves que la lista de nominados no refleja la “belleza” ni la diversidad del país, y consideró que su deber es “proteger y luchar por los ideales” de integración.

La falta de diversidad en los premios Oscar para las principales categorías no sorprende a nadie, tomando en cuenta que quienes votan por los nominados ganadores son en su mayoría hombres blancos y mayores, con una edad promedio de 63 años.

Según datos oficiales, el 94% de los miembros de la Academia a cargo de los Oscar son blancos, y el 76% son hombres, mientras que los latinos y afroamericanos conforman apenas el 2% del grupo.