El gigante minorista Walmart violó la ley al despedir a trabajadores que protestaron afuera de sus oficinas centrales en 2013, sentenció este jueves un juez de lo laboral.

La corte federal ordenó a Walmart que le devuelva sus empleos a 16 personas y que les pague por el tiempo que no tuvieron trabajo.

La compañía también debe llevar a cabo una reunión en 29 tiendas para informarle a sus trabajadores el derecho que tienen para realizar un paro.

Walmart se rehusó a que sus asociados estuvieran en paro, y despidió y disciplinó a trabajadores de 29 sucursales por ausencias injustificadas.

Los trabajadores aseguraron que su derecho a realizar un paro fue protegido por el Acto Nacional de Relaciones Laborales. Este jueves, el juez Geoffrey Carter se alió con los trabajadores, asegurando que Walmart tomó represalias contra sus asociados de manera injusta.

CZMqaz_VIAAFTX2

La cadena de minoristas y sus exempleados plantearon el caso ante el Consejo Nacional de Relaciones Laborales, que investiga prácticas injustas de trabajo.

Los empleados se unieron como el grupo “OUR Walmart” e iniciaron una campaña para mejores sueldos y condiciones de trabajo en 2013.

Muchos de ellos fueron parte de la campaña Ride for Respect, viajando en autobús para protestar afuera de las oficinas centrales de WALMART (en Arkansas, Estados Unidos) durante la reunión anual de accionistas de la compañía, en 2013.

Simpatizantes con la causa de los trabajadores , que formaron el grupo Making Change at Walmart, celebraron la victoria.

“La decisión de hoy prueba más allá de la duda de que Walmart despidió injustificadamente a sus asociados, además de amenazarlos y disciplinar a buenos trabajadores por el simple hecho de quejarse”, dijo Jess Levin, el vocero del grupo, a través de un comunicado.

“Le manda un mensaje a Walmart de que sus trabajadores no pueden ser callados”.

Walmart no respondió de inmediato a las llamadas para obtener una reacción sobre la sentencia .