Sony Corp. cerró instalaciones

El terremoto 8.9 grados Richter que azotó Japón, tercera economía mundial, la tarde del viernes ha dejado cientos de personas muertas, y algunas más desaparecidas además en daños en compañías establecidas en el país asiático.

Agencias de información han dado a conocer que compañías como Sony Corp. y Toyota Motor Corp. han detenido su producción en plantas japonesas luego de la catástrofe natural.

Así mismo, Sony evacuó seis fábricas en el noreste de Japón, confirmó Yasuhiro Okada, un portavoz de la compañía con sede en Tokio.

Región con importantes compañías fue afectada

Calificado como el terremoto más fuerte a lo largo de un siglo, el temblor ocurrido al rededor de las 14:46 horas locales causó un tsunami de cerca de 10 metros el cual impactó al puerto de Sendai en la Prefectura de Miyagi.

La región de Miyagi, y sus zonas circundantes, tienen gran presencia de importante compañías industriales y de manufactura, además de muchas plantas de químicos y electrónicos, reportó CNN.

Cortes de energía y graves daños materiales han sido los principales perjuicios que han afectado a la región nipona.

Por otra parte, la compañía Sapporo Holdings Ltd., la cuarta cervecera más grande de Japón también suspendió las operaciones en sus fábricas en Sendai y Chiba, debido a cortes de energía eléctrica y daños.

De acuerdo con datos de la CIA, para el Producto Interno Bruto de Japón la industria representa el 23%, y el 26.2% del total de su fuerza laboral, 65.7 millones de personas, se desarrollan en esa área.

Automotrices afectadas

Por su parte, Toyota, uno de los principales fabricantes de automóviles a nivel mundial también han decidido cerrar momentáneamente tres de sus fábricas hasta evaluar los daños que le fueron ocasionados por el fenómeno natural, apuntó Shiori Hashimoto, portavoz de la fábrica en Tokio, apuntó el sitio Businessweek.

Se informó que plantas de la empresa Nissan en Japón estarán cerradas hasta el próximo 13 de marzo.

A través de un comunicado el fabricante de autos dio a conocer que su sede central en Yokohama “no fue afectada de forma significativa, es segura y operativa”, además de que no se ha reportado el fallecimiento de algún trabajador.

Yasuo Yamamoto, economista de Mizuho Reserch Institute en Tokio comentó que “hay fábricas de automóviles y de semiconductores en el norte de Japón, así que veremos cierto impacto económico por dos daños a las fábricas”.

Fábricas de electrónicos también pararon su producción

Fábricas de productos eléctricos y refinerías también se vieron dañadas por el fenómeno, y al igual que otras compañías determinaron cerrar sus plantas desde la tarde del viernes.

Panasonic Corp. dio a conocer que algunos empleados de sus tres fábricas en Miyagi y Fukushima sufrieron heridas leves tras el fenómeno natural, además comentaron que la compañía con sede en Osaka todavía se encuentra evaluando el nivel de los daños a sus instalaciones.

Mientras tanto, Canon Inc., el mayor fabricante mundial de cámaras, no sufrió daños a en sus plantas los cuales pudieran detener la producción, comentó Hiroto Fujimori, portavoz en Tokio, donde está la sede de la empresa.

Oriental Land Co., el creador del Tokio Disney Resort, cerrará hasta el sábado su parque de atracciones para inspeccionar las instalaciones, apuntó la compañía a través de un comunicado.

Tsunami impactó fuertemente a medios de transporte

Japán Airline Corp. ha desviado 22 de sus vuelos a otros aeropuertos debido a la inundación en el aeropuerto de Sendai.

East Japan Railway Co., el mayor operador de trenes, suspendió las operaciones de los trenes en el área de Tokio, junto con la operación de sus trenes bala, reportaron a través de un comunicado de prensa en su página oficial.

Piden presupuesto de emergencia

De acuerdo con información de la agencia de noticias Kyodo, miembros de partidos tanto del gobierno como opositores, exigieron destinar un presupuesto de emergencia para financiar obras de reconstrucción.

Por su parte el Banco de Japón, dijo que haría su mayor esfuerzo para asegurar la estabilidad en el mercado financiero.

Fue en 1995 cuando un terremoto de 6.8 grados en la Escala de Richter azotó Japón trayendo consigo una crisis financiera en el país nipón.

En aquella fecha Japón tuvo una fuerte merma en su PIB y se reportaron pérdidas para el país de más de 100 mil millones de dólares.